OPERADOR LOGÍSTICO: TIPOS Y CARACTERÍSTICAS

En el mundo de la logística existen muchas partes implicadas que pueden alterar el precio y la calidad del servicio. Bien es cierto, que la totalidad de los costes los podemos englobar en tres grandes actores: las navieras, los operadores logísticos y los agentes de aduanas. Dentro de estos tres, encontraremos el resto de los agentes. Antes que nada, para entender qué estamos pagando, debemos comprender la diferencia entre estos tres grandes partícipes.

Las navieras, por un lado, son compañías que transportan mercancías desde un puerto de origen a otro de destino. Simplemente actúan entre puertos, y son las únicas autorizadas para transportar mercancías vía marítima. Además, son las propietarias de los buques y de los contenedores, por lo que representan un gran porcentaje del coste logístico final. Son las encargadas de fijar los precios de los fletes entre los diferentes puertos mundiales. Para asegurar la competitividad y la competencia justa, se realizan conferencias de fletes marítimos, que son reuniones entre las principales navieras, en diferentes zonas del mundo, con la finalidad de establecer rangos de fletes entre los que puede variar el precio. Estas conferencias no se pueden usar para firmar acuerdos desleales entre navieras o realizar alguna mala práctica que pueda afectar a la competencia. Principalmente existen tres en el mundo: “FAR EASTERN FREIGHT CONFERENCE”; “ASIC”; “FEDERAL MARITIME COMMISSION”. Aparte de las principales, existen compañías navieras más pequeñas, que suelen ofrecer un flete más bajo. Los factores diferenciales entre unas y otras son: la calidad del servicio, la disponibilidad de equipo y de salidas, y el tiempo de tránsito de cada una de ellas.

Por otro lado, encontramos los operadores logísticos. A diferencia de las navieras, estos ofrecen la cadena logística en su totalidad. Coordinan las mercancías desde el punto de origen al de destino, incluyendo: recogida en fábrica, transporte terrestre en origen y destino, aduanas en origen y destino, trámites portuarios y fletes, y entrega. Regulan absolutamente todas las partes de un proceso logístico, coordinando todas las partes implicadas y negociando con cada una de ellas. Ofrecen un servicio a medida a las empresas que realizan trámites de compra-venta internacional. Algunos, Yusen Logistics entre ellos, tienen despacho de aduanas propio en los principales puertos. Como en las navieras, podemos dividirlos en dos bloques. Aquellos con red internacional, que trabajan con la mayoría de los países con red propia, y aquellos que trabajan con terceros. Trabajar con un operador logístico global, permite optimizar costes y flujos de información, así como reaccionar mucho más rápido ante posibles inconvenientes.

Finalmente encontramos a los agentes de aduanas, compañías expertas en controlar toda la documentación de una transacción internacional. Su principal función es facilitar estos trámites, informando a las partes de las normativas y restricciones para cada tipo de producto y/o localización. Es una de las figuras más importantes del comercio internacional, ya que ayuda a las empresas tanto en temas documentales como fiscales. Debemos contar siempre con un agente profesional y altamente experimentado para estar seguros de que nuestra operación se realizará con éxito.

Una vez entendido de donde salen la mayoría de los costes, las empresas deben decidir en función de sus pretensiones. Algunas compañías son más afines a apostar por la calidad, otras en cambio buscan reducir al máximo el coste. Desde nuestro punto de vista, es muy importante encontrar un equilibrio entre el precio que nos gustaría pagar, y la calidad que necesitamos.

JOAN BONASTRE

HEAD OF SALES TEAM

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *